EMPRENDIMIENTO – BIM – CRACKS

El emprendimiento está de moda. Para bien o para mal, pero la evidencia es real.

¿Por qué?

Una Crisis multisectorial que ha hecho temblar conceptos y seguridades descontadas. Ello ha influido en que personas desplazadas del entorno laboral, se hayan reinventado, hayan salido de la ya famosa “zona de confort” y se hayan aventurado en territorios ignotos. Por necesidad, sí. Pero también hay, siempre ha habido, gente “lanzada”, inconformista, aventurera, curiosa a la que no le importado “ser diferente” y salirse del camino trillado.

Qué decir de personajes como Gaudí, Le Corbusier o Wright; se salieron del tiesto, se liaron la manta a la cabeza, dejaron atrás lo conocido para adentrarse en sus sueños. Verdaderos emprendedores, líderes, estrellas, o como se dice en el mundo del deporte, unos cracks.

Podríamos recordar cientos de genios, pero me acuerdo aquí de arquitectos porque es en su negocio donde primero se desarrolló la tecnología BIM, acrónimo de Building Information Modeling o Modelado de Información de Construcción, también llamado modelado de información para la edificación , que está llamada a revolucionar la industria de la Construcción (ya lo está haciendo). Rompiendo moldes, descarrilando si se me permite la licencia, innovando de un modo disruptivo.

Me atrevería a decir que es lo más importante que le ha pasado ala Arquitectura desde la llegada del CAD hace ya unas décadas. Y en este sentido es una tecnología emprendedora que modernizará la Industria de la Construcción, pero que hoy en día ya se la están apropiado otras muchas industrias, deseosas de aprovechar sus enormes beneficios.

Me explico, el Cad 2D o 3D, nos proporciona un modelo gráfico, un diseño, un objeto, que representa una realidad, pero de un modo estático, mudo, difícil de interactuar con él. En cambio el BIM nos proporciona la posibilidad de Colaboración entre los diferentes técnicos que intervienen en un Proyecto, y en la Construcción interviene muchísimos profesionales, pero además nos permite la toma de decisiones basadas en datos inteligentes, a lo largo de todo el ciclo de vida del proyecto. Datos, muchísimos datos que hoy en día se han multiplicado y abaratado sin parangón, lo que los está convirtiendo en obligatorios porque nos permiten reducir errores y trabajo duplicado, que consumen tiempo y eficacia.

Esta Información BIM, accesible digitalmente desde cualquier lugar y cualquier punto del ciclo de vida del Proyecto, para todos los profesionales involucrados (ingenieros estructuralistas, arquitectos, servicios sanitarios, eléctricos, etc.), ayudará a tomar decisiones con las capacidades de SIMULACIÓN y ANÁLISIS ENERGÉTICO.

Como todos los miembros del proyecto trabajan con el mismo Modelo del Edificio la transferencia de conocimiento se optimiza, lo que conduce a una mayor precisión y evita la redundancia de tareas.
BIM también ayuda a Comunicar la finalidad del diseño desde la oficina a la obra, reduciendo las órdenes de cambio.

Su efecto se bifurca: por un lado es un elemento de Transformación y por otro, desarrolla un flujo de trabajo ya consolidado. Es por tanto, apropiándome de un concepto que gusta mucho a Salvador Pániker, una herramienta de retroprogreso. Rompe los esquemas tradicionales, como hicieron en su día los grandes genios, emprendedores qué duda cabe, pero sin perder de vista los aspectos positivos de los métodos de trabajo históricos. Y si a esto le añadimos un proceso de perfeccionamiento en el uso de herramientas tecnológicas como Revit terminaríamos cerrando el ciclo.

¿Si no soltamos el pasado, con que manos agarramos el futuro?

 

Share
¿Quieres estar informado de nuestros cursos?
Nosotros te avisamos
Suscribirme





.