El poder de las historias

(Y cómo aprender a contarlas con el curso Técnicas básicas para elaborar guiones efectivos)

 

Contar historias es algo inherente al ser humano, nos sirve como desahogo, como forma de transmitir información, de provocar empatía, pero sobre todo sirve para que nos expliquemos este mundo, para intentar entender quiénes somos y por qué estamos aquí. Se cree que ya en la prehistoria, todas las noches alrededor del fuego, los hombres y mujeres se reunían para contarse cómo había transcurrido el día, dónde había alimento o cómo había ido la cacería y es de suponer que esas narraciones fueron evolucionando a lo largo de los siglos para captar mejor el interés de aquella audiencia, para hacer más interesante algo cuyo objetivo era la comunicación de cuestiones fundamentales para el grupo. Y desde entonces hasta hoy seguimos queriendo asistir a un relato todas las noches. El formato ha cambiado, ahora la manera de consumo mayoritaria es audiovisual en forma de largometraje o de serie de televisión, pero en el fondo, no deja de ser lo mismo que hacía el ser humano hace 10.000 años.

 

Es por ello que para cualquier persona es muy interesante conocer a fondo las reglas básicas de cómo funciona una historia. El primero que puso los fundamentos fue Aristóteles en su libro “La poética” pero desde entonces ha habido muchos más. La buena noticia es que existen multitud de formas de abordar una narración, pero es importante conocerlas para saber, de forma consciente, cuál es el camino por el que se opta y por qué ese es el mejor posible para articular aquello que se quiera relatar.

 

Este poder de las historias es algo de sobra conocido no solo por cineastas o literatos, sino también por el mundo del marketing y la publicidad. Esta es la base de técnicas tan en boga como el storytelling o el branded content. En este curso, en cambio, vamos a focalizar en la narración en imágenes, algo inherente al lenguaje audiovisual y que tiene sus propias reglas ¿Cómo expresar los sentimientos? ¿Cómo trasladar emociones? ¿Cómo hacer que un espectador o espectadora entienda lo que una película quiera contar sin que haya incluso diálogos? No olvidemos que el cine comenzó siendo mudo y que las audiencias entendían perfectamente los relatos aun cuando tenían una cultura audiovisual mucho más pobre que la que tenemos hoy en día.

 

Además de esto, el curso “Técnicas básicas para elaborar guiones efectivos” quiere servir para que cada persona que lo realice pueda desarrollar un proyecto propio de principio a fin. Puede ser un cortometraje, una idea para un largo, para una serie, da lo mismo. Cada persona avanzará según su proyecto y capacidad de trabajo, pero ejecutaremos cada una de las fases que componen la escritura de un guion audiovisual y al final del curso, además del diploma (que siempre hace ilusión tener), cada persona podrá llevarse debajo del brazo ese guion que siempre quiso escribir y que, por lo que fuera, nunca llevó a cabo.

 

Compartir post:

Share
¿Quieres estar informado de nuestros cursos?
Nosotros te avisamos
Suscribirme





.